Laura, 35 años, Ph. D

Antes de comenzar mi terapia con Coni, no estaba mal, pero definitivamente no estaba bien. Creo que la vida, el universo, el destino o la casualidad me llevo donde ella, y no puedo estar más agradecida. Creo que fue el momento oportuno para comenzar este viaje con ella, sabiendo que había cosas que trabajar y con mucha disposición. En ese momento sufría de ataques de ansiedad seguidos, me sentía derrotada y con un vacío que a pesar de que la vida estuviese "bien" no parecía llenarse, y tampoco sabía porque, lo cual era un ciclo vicioso de culpa al pensar que no podía estar así si todo estaba ok. 

 

 Lo que me hizo decir que "sí" para trabajar con ella fueron dos cosas. Primero la confianza que me transmitió en la consulta de diagnóstico y lo segundo un click que creo que es fundamental para trabajar con una terapeuta o psicóloga. He tenido terapia por casi mas de 4 años con diferentes profesionales, pero el vinculo que se formo con ella es indiscutiblemente único. Otra cosa que se fue desarrollando con el tiempo es la capacidad que tiene de "leerme" yo le digo que me asusta en broma, porque a veces me cuesta transmitirle lo que pienso o siento, y ella con toda la paciencia y amor me ayuda a ordenar todo eso, darle pies y cabeza y decirme "tal cosa" e increíble como acierta y es más fácil todo… 

Durante mi proceso tuve MUCHOS cambios poderosos. Creo que el mas me impacta aun es el del amor propio, seguramente muchas personas luchan con encontrar(se) y tener herramientas para el amor propio, yo le decía a Coni que no podía amar algo que no estaba, que estaba hueca, y con ella pude encontrarme, saber que no estoy sola, que me tengo a mi y que soy yo esa pequeña luz que también estuvo conmigo en los momentos mas duros, recuerdo perfectamente que fue uno de los momentos mas poderosos durante nuestras sesiones. Ser compasiva conmigo misma , algo que se dice tan fácil, pero es tan difícil. ¡¡¡Descubrir que soy una persona perfeccionista!!! y dejar esos hábitos poco a poco. ¡Aprender a regularme emocionalmente, poner límites sanos tantas cosas! Y como ella diría tanto cambios conductuales, pero también de pensamientos. hay cambios todos los días, poco a poco…. ya que es trabajo de día a día, pero definitivamente sin su guía no podría haberlo hecho. 

 ​

Yo había hecho terapia antes, 4 diferentes terapeutas, por diferentes motivos y crisis. Pero las sesiones con Coni fueron … perfectas, atacando problemas específicos, con lecturas específicas de lo que iba surgiendo y surge en las diferentes sesiones. El trabajo personal es difícil, a veces es un camino un poco oscuro, trabajamos con cosas que usualmente no nos gusta ver, que están "podridas" pero con Coni aprendí a ser compasiva conmigo misma, a respetar mis tiempos y sobre todo recordar que es un proceso.

 

Creo que lo más me gusto y fue diferente, fue lo respetuosa que fue con mi proceso y mis dudas, las lecturas y tareas que había que hacer, ya que sesión a sesión había trabajo constante si había algo que igual no me quedara claro o no había avance, volvíamos a ello con otro enfoque.

 

De aquí a 5 años me veo completa y feliz. Uno de mis grandes miedos al terminar el programa era "no poderme la vida" tenia miedo de no poder manejar cosas de mi vida, mi salud mental, mi vida amorosa, mi vida laboral. Poco a poco esos miedos han ido desapareciendo, una Laura mas confiada en si misma y en sus experiencias va surgiendo, así que con eso mente estoy segura de que poder salir adelante con las situaciones que la vida ponga por delante. 

 

​A alguien que aún duda de trabajar con Coni, le digo:

 

Que Coni es un Sol!!! Si tiene dudas que consulte siempre encontrara una Coni dispuesta y buena onda a resolver cualquier duda. Si tienes miedo: Amiga da miedo, todo camino nuevo da miedo, pero este no estarás sola, tendrás una gran mujer que te llevara de la mano por todos los temas que te pueden aquejar, en mi caso, el autoconocimiento, el amor propio, la dependencia ufff infinitos, pero no estuve sola, y si en algún momento no me la pude, ella estuvo para apoyarme, animarme y encontrar en mi la fuerza que SI existe para poder sortear cualquier dificultad.

Clara, 25 años, Profesora y máster en Educación

Antes de comenzar mi terapia con Coni, no estaba mal, pero definitivamente no estaba bien. Creo que la vida, el universo, el destino o la casualidad me llevo donde ella, y no puedo estar más agradecida. Creo que fue el momento oportuno para comenzar este viaje con ella, sabiendo que había cosas que trabajar y con mucha disposición. En ese momento sufría de ataques de ansiedad seguidos, me sentía derrotada y con un vacío que a pesar de que la vida estuviese "bien" no parecía llenarse, y tampoco sabía porque, lo cual era un ciclo vicioso de culpa al pensar que no podía estar así si todo estaba ok. 

 

 Lo que me hizo decir que "sí" para trabajar con ella fueron dos cosas. Primero la confianza que me transmitió en la consulta de diagnóstico y lo segundo un click que creo que es fundamental para trabajar con una terapeuta o psicóloga. He tenido terapia por casi mas de 4 años con diferentes profesionales, pero el vinculo que se formo con ella es indiscutiblemente único. Otra cosa que se fue desarrollando con el tiempo es la capacidad que tiene de "leerme" yo le digo que me asusta en broma, porque a veces me cuesta transmitirle lo que pienso o siento, y ella con toda la paciencia y amor me ayuda a ordenar todo eso, darle pies y cabeza y decirme "tal cosa" e increíble como acierta y es más fácil todo… 

Durante mi proceso tuve MUCHOS cambios poderosos. Creo que el mas me impacta aun es el del amor propio, seguramente muchas personas luchan con encontrar(se) y tener herramientas para el amor propio, yo le decía a Coni que no podía amar algo que no estaba, que estaba hueca, y con ella pude encontrarme, saber que no estoy sola, que me tengo a mi y que soy yo esa pequeña luz que también estuvo conmigo en los momentos mas duros, recuerdo perfectamente que fue uno de los momentos mas poderosos durante nuestras sesiones. Ser compasiva conmigo misma , algo que se dice tan fácil, pero es tan difícil. ¡¡¡Descubrir que soy una persona perfeccionista!!! y dejar esos hábitos poco a poco. ¡Aprender a regularme emocionalmente, poner límites sanos tantas cosas! Y como ella diría tanto cambios conductuales, pero también de pensamientos. hay cambios todos los días, poco a poco…. ya que es trabajo de día a día, pero definitivamente sin su guía no podría haberlo hecho. 

 ​

Yo había hecho terapia antes, 4 diferentes terapeutas, por diferentes motivos y crisis. Pero las sesiones con Coni fueron … perfectas, atacando problemas específicos, con lecturas específicas de lo que iba surgiendo y surge en las diferentes sesiones. El trabajo personal es difícil, a veces es un camino un poco oscuro, trabajamos con cosas que usualmente no nos gusta ver, que están "podridas" pero con Coni aprendí a ser compasiva conmigo misma, a respetar mis tiempos y sobre todo recordar que es un proceso.

 

Creo que lo más me gusto y fue diferente, fue lo respetuosa que fue con mi proceso y mis dudas, las lecturas y tareas que había que hacer, ya que sesión a sesión había trabajo constante si había algo que igual no me quedara claro o no había avance, volvíamos a ello con otro enfoque.

 

De aquí a 5 años me veo completa y feliz. Uno de mis grandes miedos al terminar el programa era "no poderme la vida" tenia miedo de no poder manejar cosas de mi vida, mi salud mental, mi vida amorosa, mi vida laboral. Poco a poco esos miedos han ido desapareciendo, una Laura mas confiada en si misma y en sus experiencias va surgiendo, así que con eso mente estoy segura de que poder salir adelante con las situaciones que la vida ponga por delante. 

 

​A alguien que aún duda de trabajar con Coni, le digo:

 

Que Coni es un Sol!!! Si tiene dudas que consulte siempre encontrara una Coni dispuesta y buena onda a resolver cualquier duda. Si tienes miedo: Amiga da miedo, todo camino nuevo da miedo, pero este no estarás sola, tendrás una gran mujer que te llevara de la mano por todos los temas que te pueden aquejar, en mi caso, el autoconocimiento, el amor propio, la dependencia ufff infinitos, pero no estuve sola, y si en algún momento no me la pude, ella estuvo para apoyarme, animarme y encontrar en mi la fuerza que SI existe para poder sortear cualquier dificultad.

    © 2020 by Coni Buneder.